PAÍSES BAJOS, RELEVANTE

Resultados:

24 estudios con 2.278 participantes (14 ECA, 1 cuasi-experimental y 9 EC) fueron incluidos en una revisión sistemática que evaluaba qué tipo de EPI (cuerpo completo), qué método de ponerse o quitarse el EPI tienen el menor riesgo de contaminación o infección para los profesionales sanitarios, y qué métodos de formación aumentan el cumplimiento de los protocolos de EPI.

Bases de datos consultados: CENTRAL, MEDLINE, Embase y CINAHL hasta 20 Marzo 2020.

8 estudios compararon diferentes tipos de EPI; 6 evaluaron el EPI adaptado; 8 compararon los procesos de colocación y retirada y 3 evaluaron tipos de formación.

Tipos de EPI

El uso de respirador eléctrico purificador de aire con mono (cubre cabeza, y ambas extremidades) puede proteger mejor contra el riesgo de contaminación que una máscara y una bata N95 (RR 0.27, IC del 95%: 0.17 a 0.43) pero fue más difícil ponérselo (incumplimiento: RR 7.5, IC 95% 1.81 a 31.1).

En un ECA (59 participantes), las personas con bata larga tenían menos contaminación que aquellas con mono ya que los monos fueron más difíciles de quitárselos.

Las batas pueden proteger mejor contra la contaminación que los delantales (diferencia de medias (DM) −10,28, IC del 95%: −14,77 a −5,79).

EPI modificado versus EPI estándar

Las siguientes modificaciones al diseño del EPI pueden llevar a una menor contaminación en comparación con el EPI estándar:

Combinación de bata sellada y guantes (RR 0.27, IC 95% 0.09 a 0.78), una bata más ajustada alrededor del cuello, muñecas y manos (RR 0.08, 95% CI 0.01 a 0.55), una mejor cobertura de la bata-muñeca (RR 0.45, IC 95% 0.26 a 0.78, evidencia de baja certeza), pestañas añadidas para agarrar y facilitar el quitarse las máscaras (RR 0.33, IC 95% 0.14 a 0,80) o guantes (RR 0,22; IC del 95%: 0,15 a 0,31).

Formación

El uso de simulación por ordenador puede generar menos errores al quitarse el equipo (MD −1.2, IC del 95%: −1.6 a −0.7).

Clases con video sobre cómo ponerse el EPI puede mejorar las habilidades de cómo ponerse y quitarse el EPI (MD 30.70, IC 95% 20.14 a 41.26) que una clase tradicional.

La formación presencial puede reducir más el incumplimiento de seguir las normas para quitarse el equipo (odd ratio 0,45, IC del 95%: 0,21 a 0,98) que si se dan carpetas con instrucciones o videos solamente

 

Conclusiones:

La evidencia de todos los resultados es de muy baja certeza, a menos que se indique lo contrario porque se basa en uno o dos estudios.

Poca evidencia de que cubrir más partes del cuerpo conduce a una mejor protección, debido a que lleva más tiempo, es más difícil y menos cómodo para el profesional, y por lo tanto, incluso puede llevar a una mayor contaminación.

Las modificaciones al diseño de los EPI, como pestañas añadidas para agarrar y facilitar el quitarse las máscaras, pueden disminuir el riesgo de contaminación.

La formación presencial y el uso de videos de cómo usar, ponerse y quitar el EPI pueden reducir los errores más que la formación que se reduce a dar carpetas con instrucciones.

 

Referencias bibliográficas:

https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD011621.pub4/full

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies