REINO UNIDO, RELEVANTE

Resultados:

En South Thames Retrieval Service de Londres (Reino Unido) se han detectado 8 casos (5 niños y 3 niñas; rango de edad de los niños de 4 a 14 años) con shock hiperinflamatorio, que mostraron características similares a la enfermedad de Kawasaki atípica, síndrome de shock de la enfermedad de Kawasaki, o síndrome de shock tóxico en niños en plena pandemia de COVID-19.

Todos los niños estaban sanos previamente; 6 eran descendientes de afro-caribeños, todos excepto 1 estaban por encima de 75 percentil de peso. Presentaciones clínicas similares: fiebre (38–40 ° C), erupción variable, conjuntivitis, periférica edema y dolor extremo generalizado con síntomas gastrointestinales significativos.

Todos los niños dieron negativo en COVID-19 en lavado broncoalveolar o nasofaríngeo aspirados.

Todos sufrieron shock vasoplejico refractario y eventualmente requirieron noradrenalina y milrinona para soporte hemodinámico.

7 niños necesitaron ventilación mecánica para la estabilización cardiovascular. Otra característica notable (además de persistente fiebre y erupción cutánea) fue el desarrollo de pequeños derrames pleurales, pericárdicos y ascíticos sugiriendo procesos inflamatorios difusos.

A pesar de estar críticamente mal, en los resultados de laboratorio de infección o inflamación incluyendo elevado concentraciones de proteína C reactiva, procalcitonina, ferritina, triglicéridos y D-dímeros, en 7 de los niños no se identificaron organismos patológicos. Adenovirus y enterovirus fueron aislados en 1 solo niño. En 1 paciente se halló vasos coronarios brillantes, que progresó en un aneurisma coronaria gigante a la semana de alta de la UCI pediátrica.

1 niño desarrolló arritmia con shock refractario, requiriendo soporte vital extracorpóreo y murió de infarto cerebrovascular a los 6 días de su ingreso en la UCI pediátrica.

Todos los niños recibieron inmunoglobulina (2 g / kg) vía intravenosa en las primeras 24 h, y cobertura antibiótica incluyendo ceftriaxona y clindamicina. Además 6 niños tomaron 50 mg / kg de aspirina.

Todos los niños fueron dados de alta de la UCI pediátrica a los 4–6 días. Desde el alta, dos de las los niños han dado positivo por COVID-19 (un niño fue el que murió que se detectó post mortem).

Se ha reportado en la UCI pediátrica de otro hospital de Londres (Evelina London Children’s Hospital) 20 niños con presentación clínica similar ( los 10 primeros dieron positivo en anticuerpos).

 

Conclusiones:

Este cuadro clínico representa un nuevo fenómeno que afecta a niños previamente asintomáticos con infección por COVID-19 y que se manifiesta como un síndrome hiperinflamatorio con afectación multiorgánica similar al síndrome de shock de la enfermedad de Kawasaki.

La naturaleza multifacética del curso de la enfermedad subraya la necesidad de un aporte multiespecializado (cuidados intensivos, cardiología, enfermedades infecciosas, inmunología y reumatología).

 

Referencias bibliográficas:

https://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(20)31094-1.pdf

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies