CHINA, RELEVANTE

Resultados:

Caso de un recién nacido (22 de febrero en Wuhan, China) con anticuerpos IgM elevados contra el COVID-19 nacido de una madre con COVID-19. Tanto la madre como el bebé se sometieron a tomografía computarizada (TC) de tórax, RT-PCR e hisopos nasofaríngeos, y anticuerpos IgM e IgG, citocinas y otras pruebas bioquímicas en sangre.

28 de enero de 2020: mujer primípara de 29 años (34 semanas y 2 días de gestación) con sospecha de exposición al COVID-19 desarrolló temperatura de 37.9 ° C, congestión nasal y dificultades respiratorias.

31 de enero 2020: tomografía computarizada (TC) del tórax mostró opacidades irregulares de vidrio esmerilado en la periferia de ambos pulmones. RT-PCR en hisopo nasofaríngeo fue positivo.

2 de febrero 2020: ingreso en hospital con tratamiento antiviral, antibiótico, corticosteroides y oxígeno. Resultados de 4 pruebas repetidas de RT-PCR positivas.

21 de febrero 2020: niveles de anticuerpos IgG e IgM contra COVID-19 fueron 107.89 AU / mL y 279.72 AU / mL, respectivamente; RT-PCR de las secreciones vaginales fueron negativos.

22 de febrero 20: nace mediante cesárea una niña en una sala de aislamiento de presión negativa. La madre llevaba máscara N95 y no hubo contacto físico con la bebe tras el parto. Peso al nacer de 3.120g y puntuaciones de Apgar de 9 a 1 minuto y de 10 a 5 minutos. Recién nacida no presentó síntomas y fue puesta en cuarentena en la UCI neonatal.

A las 2 horas de edad, nivel de IgG de COVID-19 fue de 140.32 UA / mL y de IgM fue de 45.83 AU / mL. Las citoquinas estaban elevadas (IL-6, 28.26 pg / mL; IL-10, 153.60 pg / mL), y el recuento de glóbulos blancos (18.08 × 109/L). TC de tórax normal. 5 pruebas de RT-PCR en torundas nasofaríngeas tomadas de 2 horas a los 16 días de edad fueron negativas. Sus niveles de IgM (11.75 AU / mL) e IgG (69.94 AU / mL) todavía estaban elevados el 7 de marzo, y fue dada de alta el 18 de marzo.

28 de febrero 2020: la leche materna de la madre tuvo un resultado negativo en la prueba de RT-PCR. 29 de febrero 2020: nivel de IgG fue de 116.30 UA / mL y IgM fue de 112.66 AU / mL.

 

Conclusiones:

Recién nacido de madre con COVID-19 que presenta niveles elevados de anticuerpos IgM y resultados anormales de las pruebas de citosinas 2 horas después del nacimiento.

Los anticuerpos IgM no se transfieren al feto a través de la placenta por lo que el bebé podría haber estado expuesto durante 23 días desde el momento del diagnóstico de COVID-19 hasta el parto.

Resultados de laboratorio muestran inflamación y daño hepático apoyan indirectamente la posibilidad de transmisión vertical.

No se puede descartar la infección durante el parto, los anticuerpos IgM generalmente no aparecen hasta 3 a 7 días después de la infección, y la IgM elevada en el neonato fue evidente en una muestra de sangre extraída 2 horas después del nacimiento.

Los resultados de la prueba de RT-PCR negativa en repetidas ocasiones en muestras de hisopos nasofaríngeos son difíciles de explicar, aunque estas pruebas no siempre son positivas con infección.

Las limitaciones de este informe incluyen que es un solo caso y que no se realizaron pruebas de PCR de líquido amniótico o placenta.

 

Referencias bibliográficas:

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2763853?guestAccessKey=a431dfe5-74e0-4ffa-abe9-20aa39eee761&utm_source=twitter&utm_medium=social_jama&utm_term=3338219262&utm_campaign=article_alert&linkId=88477795

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies