CHINA

Resultados:

Se realiza la simulación de un modelo SEIR para el supuesto de que un nuevo paciente de COVID-19 se incorpora a la comunidad para estimar el impacto de posibles brotes secundarios por personas que llegan a China después de la apertura escalonada.

 

Conclusiones:

La simulación demostró que, cuanto menor sea el tiempo entre la aparición de síntomas y la visita médica, el riesgo de infección será menor. Por ejemplo, suponiendo un riesgo alto de transmisión, si se introduce un paciente contagiado en una comunidad de 1000 personas y este paciente pasa entre 7 y 10 días sin ser identificado, casi toda la comunidad se infectaría en 2 meses. Mejorar el sistema de reconocimiento temprano de las personas infectadas podría disminuir el riesgo de un brote secundario.

 

Referencias bibliográficas:

https://www.mdpi.com/2077-0383/9/4/944/htm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies