“Conocer las zonas de salud, la situación de la población de los barrios, facilita la puesta en marcha de medidas, más prescripción social y menos farmacológica

Calatayud, 13 de junio de 2018.- La recomendación de activos comunitarios como alternativa a la medicalización de pacientes ha sido el eje central del primer Simposio de las Jornadas de Calidad en Salud en el que se ha reflexionado sobre los activos de salud. El aumento de la esperanza de vida plantea a los profesionales de la sanidad a plantear nuevos abordajes de la salud de los pacientes, la actuación sobre los estilos de vida y una mayor prescripción social y menos farmacológica.

Conocer los barrios, trabajar con la población, ayuda a conocer los problemas y las características que definen la zona de salud y a poner en marcha programas y actuaciones que mejoren su salud. En este sentido, se ha hablado de las  intervenciones sobre el tabaco, la alimentación saludable y la actividad física, pero también sobre el aislamiento social y la soledad, situaciones que preocupan a profesionales sanitarios por su repercusión sobre la calidad de vida de muchas personas.

Para ello, las ponentes han insistido en trabajar con proyectos participativos. También se ha apuntado que las actividades comunitarias tienen evidencia científica y mejoran la salud, aunque es necesario potenciar la investigación para asegurar la efectividad de las intervenciones que se lleven a cabo y descubrir nuevas formas de organizar la atención que se ofrece.

En el encuentro se ha explicado el Estudio EIRA, con la participación de 7 comunidades autónomas, entre ellas Aragón, en población entre 45 y 75 años. Un proyecto que estudia la importancia de la promoción de la salud.

El simposio ha sido moderado por Belén Benedé, coordinadora de la Estrategia de Atención Comunitaria en el Sistema de Salud de Aragón, y en el que han participado María García Júlvez y Patricia Andrés Agorreta, de UDMAFyC Sector Zaragoza II; Rosa Magallón Botaya, del Centro de Salud Arrabal e investigadora que lidera el  Proyecto EIRA, y Ramón Vilà Miró, del programa de prescripción social y salud del Equipo de Atención Primaria de Sabadell Sur (Barcelona).

Las Jornadas de Calidad en Salud están organizadas por el Gobierno de Aragón, el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, el Servicio Aragonés de Salud, la Sociedad Aragonesa de Calidad Asistencial, el Ayuntamiento de Calatayud y la Federación Española de Calidad Asistencial y cuenta con la colaboración de UNED Calatayud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »