ESPAÑA, RELEVANTE

Resultados

Cohorte de mujeres con embarazos únicos y resultado positivo (RT-PCR) en COVID-19 entre el 12 de marzo y el 6 de abril de 2020, y que dieron a luz dentro de los siguientes 14 días en España.

Las madres se estratificaron según la gravedad de los síntomas al ingreso como asintomáticas, leves o graves (necesidad de soporte de oxígeno avanzado: cánula nasal de alto flujo, ventilación no invasiva o ventilación mecánica).

Los recién nacidos tuvieron un hisopo nasofaríngeo obtenido para RT-PCR dentro de las 6 horas de vida.

De 82 pacientes embarazadas incluidas, 4 presentaron síntomas graves de COVID-19 y 1 preeclampsia concomitante; las 4 se sometieron a cesárea y requirieron admisión en la UCI.

78 pacientes presentaron síntomas de COVID-19 leves (11 pacientes que requirieron suplementos de oxígeno).

41 (53%) partos fueron por vía vaginal y 37 (47%) por cesárea, 29 por indicaciones obstétricas y 8 por síntomas COVID-19 sin otras indicaciones obstétricas.

Las mujeres con partos por cesárea tenían más probabilidades de ser multíparas, ser obesas, requerir oxígeno al ingreso y tener hallazgos anormales de radiografías de tórax que las que dan a luz por vía vaginal.

Ningún paciente con parto vaginal desarrolló resultados adversos graves, mientras que 5 (13.5%) con parto por cesárea requirieron ingreso en la UCI.

5 pacientes (4.9%) con parto vaginal tuvieron deterioro clínico después del nacimiento versus 8 (21.6%) con parto por cesárea.

El parto por cesárea se asoció significativamente con el deterioro clínico (odds ratio ajustado, 13.4; IC 95%, 1.5-121.9; P = .02).

8 (19.5%) recién nacidos por vía vaginal y 11 (29.7%) por cesárea fueron ingresados en la UCI de neonatos (UCIN).

El parto por cesárea se asoció significativamente con un mayor riesgo de ingreso a la UCIN (odds ratio ajustado, 6.9; IC 95%, 1.3-37.1; P = .02).

3 (4.2%) de 72 recién nacidos evaluados dentro de las 6 horas posteriores al nacimiento tuvieron un resultado positivo de RT-PCR de COVID-19. La repetición de la prueba a las 48 horas fue negativa. Ninguno desarrolló síntomas de COVID-19 en 10 días.

Otros 2 recién nacidos, ambos partos por cesárea a término, desarrollaron síntomas de COVID-19 en 10 días. Aunque las pruebas iniciales al nacer fueron negativas, las pruebas repetidas fueron positivas. Ambos recién nacidos estuvieron en contacto con sus padres inmediatamente después del nacimiento. Los síntomas se resolvieron en 48 horas.

 

 

Conclusiones

Se produjeron resultados maternos adversos graves en el 9 de las 82 (11%), 4 de los cuales presentaron síntomas graves y 5 síntomas leves de COVID-19.

Entre las pacientes con síntomas leves en la presentación, todas las pacientes con parto vaginal tuvieron buenos resultados. En contraste, el 13.5% de las mujeres sometidas a cesárea tuvieron resultados maternos graves y el 21.6% tuvo deterioro clínico.

Las mujeres sometidas a parto por cesárea pueden haber tenido un mayor riesgo de resultados adversos, pero después de ajustar los factores de confusión, el parto por cesárea se mantuvo independientemente asociado con un mayor riesgo de deterioro clínico.

El parto por cesárea también se asoció con un mayor riesgo de ingreso a la UCIN.

 

 

Referencias bibliográficas:

https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2767206

——–

Volver a página principal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies