Entre el 6 y el 12% de los embarazos finalizan entre las semanas 28 y 36 de gestación

Se ha detectado alteraciones en un marcador de la inflamación y en un marcador de la proliferación celular

Zaragoza, diciembre de 2020. – Investigadores del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, en colaboración con obstetras y ginecólogos del Hospital Lozano Blesa, han identificado marcadores epigenéticos específicos de los partos prematuros. Un hecho que gana relevancia con la alta incidencia de partos prematuros en los países desarrollados. Entre el 6 y el 12% de los partos que se producen a lo largo del año son prematuros; una cifra que aumenta considerablemente en el caso de embarazos múltiples. Aunque la insuficiencia placentaria es frecuente en las gestaciones múltiples, el estudio sólo se ha centrado en los embarazos con un solo feto.

Las mujeres que sufren un parto entre las semanas 28 y 36 de gestación suelen sufrir insuficiencia placentaria. El estudio preliminar, publicado recientemente en la revista Epigenomics, describe alteraciones en placentas de partos prematuros. En él se descubre una alteración en un marcador de la inflamación y también en un marcador de la proliferación celular. Según el estudio, eso implicaría procesos inflamatorios y un desequilibrio de las hormonas que regulan la relación entre la madre, la placenta y el bebé entre las causas del parto prematuro.

El trabajo está co-liderado por Jon Schoorlemmer, investigador ARAID en el IACS con una amplia experiencia en el campo de las células madre embrionarias así como en la formación de vasos sanguíneos y equilibrios inmunitarios dentro de la placenta. Según Schoorlemmer, el resultado de este trabajo es un paso para entender mejor porqué se producen partos prematuros, ayudar a determinar cómo prevenirlo y como cuidar posteriormente lo mejor posible a los recién nacidos. “El objetivo de este estudio es a largo plazo, porque si conseguimos entender mejor los procesos que causan insuficiencia placentaria, será posible pensar en cómo diseñar tratamientos para mejorarla o evitarla”, ha señalado el investigador del IACS.

Las conclusiones a las que han llegado desde el grupo de investigación están sustentadas en la observación de 30 casos de parto prematuro, que se han comparado, en la misma cantidad, con embarazos finalizados a término. En los próximos años, los investigadores tienen como objetivo ampliar el volumen de casos a estudiar para poder llevar a cabo un trabajo más exhaustivo y sentar las bases para establecer biomarcadores que ayudan a la diagnosis más precoz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies