CEBM

Resultados:

Revisan resultados de investigaciones (25 de marzo de 2020):

In vitro

Inhiben la actividad de COVID-19. Hidroxicloroquina (HCQ) mayor actividad inhibitoria que cloroquina (CQ).

In vivo

Pruebas muy limitadas.

El estudio francés informa que quien recibe HCQ reduce en el tiempo el aclaramiento del virus. A los pacientes que se añadió azitromicina, el tiempo se acortó más.

Limitaciones de estas investigaciones

Centran el análisis en las serias limitaciones del estudio realizado en Francia. Mencionan la falta de resultados de todos los estudios registrados en China.

Mecanismo biológico de la cloroquina

La CQ puede reducir la glucosilación de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2). Así evita que COVID-19 se una efectivamente a las células huésped. Hay investigadores que plantean la hipótesis de que la CQ podría bloquear la producción de citocinas proinflamatorias (como la interleucina-6), bloqueando así la vía que posteriormente conduce al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA).

Efectos secundarios de la cloroquina

Perfil de seguridad bien establecido. Se ha informado: malestar gastrointestinal con la ingesta de HCQ. Toxicidad retiniana descrita con el uso a largo plazo de CQ y HCQ y con la sobredosis de estos medicamentos. Descritos casos aislados de miocardiopatía y trastornos del ritmo cardíaco causados por el tratamiento con CQ. Evitar CQ en pacientes con porfiria.

Tanto CQ como HCQ se metabolizan en el hígado con la excreción renal de algunos metabolitos, por lo tanto, deben prescribirse con cuidado en personas con insuficiencia hepática o renal.

 

Conclusiones:

Estudios in vitro informan de actividad antiviral de CQ e HCQ contra COVID-19.

Los datos in vivo, se limitan actualmente a un estudio con limitaciones considerables. Sobre la base de la evidencia débil disponible hasta la fecha, las pautas de tratamiento ya han incorporado el uso de CQ / HCQ para ciertos pacientes con COVID-19. La investigación adicional debe abordar la dosis óptima y la duración del tratamiento, y explorar los efectos secundarios y los resultados a largo plazo.

Existe un mayor riesgo de efectos secundarios en presencia de insuficiencia renal y hepática, y ha habido informes aislados de lesiones renales y hepáticas que causan la enfermedad COVID-19.

Registrados más de veinte ensayos clínicos in vivo para evaluar el uso de CQ e HCQ para el tratamiento de COVID-19.

Las contraindicaciones para el uso de estos medicamentos deben verificarse para cada individuo antes del tratamiento. La evidencia empírica sugiere que la HCQ tiene un mejor perfil de seguridad y, por lo tanto, podría ser preferible centrar los esfuerzos de investigación en este metabolito menos tóxico.

 

Referencias bibliográficas:

https://www.cebm.net/covid-19/chloroquine-and-hydroxychloroquine-current-evidence-for-their-effectiveness-in-treating-covid-19/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies